Search
  • María Celestina Gálvez Nieto

Residencia de ancianos con mascotas: una experiencia saludable de convivencia y apego


La atención y calidad de servicio de nuestra residencia de ancianos se distingue porque está orientada a la Atención Centrada en la Persona.

Esto es, a diferencia de los modelos tradicionales de cuidados en los que la atención está dirigida hacia las necesidades relacionadas con enfermedades diagnosticadas y según los grados de dependencia.

Nuestro objetivo es que las personas en la residencia continúen teniendo el control de su vida cotidiana. Se sientan autónomas, y refuercen el crecimiento personal cada día. Para alcanzar esta meta, la construcción de vínculos socioemocionales es fundamental. Y la experiencia con mascotas es altamente saludable en términos de convivencia y apego.

Residencia de ancianos con mascotas

En Cugat Residencial uno de nuestros objetivos principales es programar diferentes actividades, para la satisfacción y mejora física y psicológica de nuestros residentes: la canoterapia es una de ellas.

Los residentes reciben a menudo la visita de Noa y Marisa, las macotas de Cugat. Es un hecho conocido por todos que el contacto con mascotas favorece el bienestar de las personas, y en este caso hablaremos de los beneficios que tiene para las personas mayores.

Según estudios científicos, se ha demostrado que la compañía de mascotas funciona como un factor de prevención de enfermedades cardiovasculares, y también que reduce los niveles de estrés de las personas que mantienen un contacto regular con ellas. La cercanía y la interacción son un soporte psicológico muy importante: reducen la sensación de soledad, y amplían los canales de interacción con el medio social que los rodea.

Sí, aunque sea dentro de un espacio delimitado como son las instalaciones de una residencia de ancianos, a través de las mascotas se fomenta el vínculo con los otros residentes, y la presencia de ellas, es positiva como herramienta para vehiculizar ese contacto con los otros.

Efectos terapéuticos de los perros

El vínculo con mascotas como recurso terapéutico permite practicar dos tipos de tratamientos diferentes: la terapia asistida motivacional, y la terapia física (canoterapia, equinoterapia, por ejemplo). En este caso nos detendremos en el tratamiento y los beneficios de la primera.

En la residencia de ancianos la terapia con mascotas debe respetar los tiempos individuales. Es importante tener en cuenta que la convivencia reúne personas con distintas experiencias vitales, en diferentes momentos, y la introducción de las perras debe ser un proceso paulatino.

Hay un primer momento, que podríamos llamar de acercamiento o contacto con el entorno de las personas mayores, que tiene como objetivo principal establecer la unión afectiva, tanto con el animal como con otros residentes.

En Cugat, consideramos que este proceso debe tener una dosis diaria de paciencia.

La experiencia de vida y las condiciones que llevaron al ingreso de tu familiar a la residencia son muy importantes. Respetar las emociones y sensaciones que la persona manifieste y el modo en que lo haga, también. En ocasiones habrá quienes sean más receptivos y quienes más huraños. Todas estas expresiones serán comprendidas y trabajadas con el apoyo de nuestros profesionales para mejorar la calidad de vida emocional del residente.

Residencia de ancianos: los resultados de la convivencia con mascotas

Los efectos de aplicar este tipo de terapia con animales han sido siempre muy saludables, teniendo en cuenta diferentes contextos y situaciones de salud física y emocional.

En términos fisiológicos, esta terapia, está comprobado, que modifica los niveles de variados factores de riesgo:

  • disminuye la presión arterial.

  • reduce la frecuencia cardíaca.

  • la ansiedad.

  • el estrés por soledad.

¿Por qué?

Básicamente, el contacto con las mascotas, una simple caricia, hace que nuestro cerebro libere endorfinas (hormona del placer), como cuando realizamos actividad física, y eso mejora el bienestar, en este caso físico y emocional de las personas.

En términos psicológicos, los efectos positivos también son notables. Frente a estados de depresión, duelo o aislamiento social, las mascotas han contribuido a mejorar la autoestima y el sentido de responsabilidad en personas mayores.

En Cugat Residencial apostamos por el cuidado integral de nuestros residentes, y sus familias. Entendemos que la salud es un concepto más amplio que la ausencia de enfermedad, y trabajamos día a día por una mejor calidad de vida para la tercera edad.

2 views0 comments