Search
  • María Celestina Gálvez Nieto

Psicología en residencia de adultos mayores: la importancia de su salud emocional

Updated: Nov 18

La presencia de personal profesional de Psicología en residencia de adultos mayores es un factor clave que contribuye en la integración de los residentes en su llegada al centro. No solo para trabajar con aquellos adultos mayores que ingresan con patologías neurológicas degenerativas, sino que también son un apoyo muy importante para prevenir la depresión y otros trastornos asociados al envejecimiento, y por supuesto para poder acompañar a las familias.

Según los datos publicados por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), en su informe de 2020, en España hay un total de 6.116 centros de atención residencial, de los cuales 587 son viviendas para mayores y 5.529 residencias. En las residencias se ofertan más de 389.677 plazas y en ellas se prestan todo tipo de servicios que buscan el bienestar de sus usuarios a nivel físico y emocional, es decir, un fuerte impulso a la presencia de la Psicología en residencia de adultos mayores. Por eso, entre los profesionales de nuestro centro otorgamos una notable importancia al personal con formación profesional en Psicología.

Psicología en residencia de adultos mayores: funciones y áreas de acción

El personal profesional de Psicología en residencia de adultos mayores trabaja dentro de las áreas de servicios socio asistenciales o psicosocial; y entre sus principales funciones están:

  • Colaborar en el diseño del plan de intervención del centro en el marco de un equipo multidisciplinar, en el que la salud emocional es el eje articulador.

  • Asesorar y acompañar a otros miembros del personal que pueden verse desbordados emocionalmente por el trabajo del día a día, sobre todo en situaciones excepcionales.

  • Valorar el estado neuropsicológico del residente a su llegada al centro para determinar cómo se encuentra emocionalmente y redactar el informe psicológico correspondiente.

  • Hacer un seguimiento del nuevo residente para valorar su proceso de adaptación y la evolución de éste, fomentando su integración y participación en las diferentes actividades.

  • Desarrollar tratamientos psicoterapéuticos adaptados a cada individuo y/o grupo.

  • Prevenir la depresión y otros trastornos asociados al envejecimiento por el hecho de sentir soledad, vulnerabilidad, sensación de abandono.

En ocasiones diagraman terapias y/o intervenciones para contener situaciones que pueden generar ansiedad en los residentes, como por ejemplo el fallecimiento de la pareja, una convalecencia o pensar en la propia muerte. En este sentido una acción clave es el asesoramiento a las familias. Para orientarlos en la nueva relación con su familiar al estar ingresado en el centro, así como también sobre la organización de actividades que contribuyan a la aceptación de determinadas enfermedades, por parte de todo el conjunto familiar.

Protocolo de Psicología en residencia de adultos mayores

En primer lugar, el trabajo del personal de Psicología en residencia de adultos mayores debe ser objetivo. Esto quiere decir que se propone trabajar con datos medibles que se pueden analizar y mejorar.

Para eso trabajan con un protocolo ordenado en diferentes fases: ingreso del/la nuev@s residentes, atención a las familias, participación en la elaboración del plan de centro, programas de intervención directa con el usuario, reuniones interdisciplinarias, encuestas de satisfacción de los las residentes y sus familias.

Los protocolos muestran cómo funcionan las acciones concretas del personal de Psicología en residencia de adultos mayores en la aplicación de programas cognitivos, ante el ingreso de un usuario a la residencia, o frente a problemas de convivencia.

Conseguidos estos datos, el departamento de Psicología en residencia de adultos mayores los analiza y transforma en indicadores de su trabajo. Datos objetivos en forma de porcentaje. Indicadores como bienestar psicológico, participación del/la residente en programas que el departamento de Psicología lleva a cabo e indicadores positivos y /o negativos de deterioro cognitivo leve moderado, con umbrales de limite. Como es esperable estos indicadores no son estáticos, y por lo tanto es necesario que sean revisados cada año y modificables, para que el departamento de Psicología en residencia de adultos mayores puede mejorar el servicio que ofrece.

En Cugat Residencial trabajamos día a día para cuidar el bienestar de nuestr@s residentes, y por la tranquilidad de sus familias, con la garantía y satisfacción de que trabajamos juntos en el cuidado de su familia.

4 views0 comments